Manual para sobrellevar los tiempos de confinamiento; consejos para usar con eficiencia el teletrabajo

Manual para sobrellevar los tiempos de confinamiento; consejos para usar con eficiencia el teletrabajo
abril 6, 2020

Las medidas tomadas por el gobierno de España durante el mes de marzo, como consecuencia de la pandemia del COVID-19, han cambiado nuestra realidad radicalmente. Restringida la libertad de movimientos, la mayoría de los centros de trabajo han quedado reducidos al espacio comprendido entre el ordenador portátil -o de sobremesa- y el móvil, en tu domicilio. Desde Fun Providers, agencia de comunicación y marketing digital en Barcelona, predicamos con el ejemplo y nos unimos al teletrabajo.

No por ello hemos parado máquinas; sencillamente nos hemos adaptado a la situación actual para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes. Seguimos las estrategias online que permiten a las empresas seguir mejorando: marketing de contenidos, marketing de guerrilla online, distribución de contenidos y potenciación de los blogs corporativos, entre otras.  

Potencia la tecnología sin olvidar la faceta humana en tu negocio

Todas tus rutinas han cambiado, pero continuas disponiendo de las mejores armas disponibles a tu alcance: tu ingenio, tu iniciativa y tus compañeros de trabajo que están virtualmente, arrimando el hombro. La tecnología, en muchos casos, nos permite seguir trabajando, pero nunca olvidemos que detrás de cada máquina hay una persona cuya vida ha sufrido grandes cambios y cuyos valores y miedos entran en juego. Dale alas al marketing online pero recordando que las personas son las que hacen que realmente funcione. No hace falta decir que la mejor tecnología en las manos equivocadas puede ser una herramienta altamente ruinosa. Repasa los próximos siete consejos para llevar el confinamiento de la forma más llevadera posible, en su vertiente laboral:

Prepárate para nadar en aguas desconocidas

No estamos hablando de la última superproducción de Hollywood en la que un suceso inesperado pone patas arriba el planeta; se trata de tu día a día. Respira hondo: sentimos evidenciarte que vas a pasar por situaciones inauditas hasta ahora en tu vida. En estos momentos, lo más útil es tener la mente abierta a nuevas posibilidades, centrarte en el día a día y compartir con tus compañeros de trabajo las inquietudes que te acechan. Mientras dure el confinamiento, olvídate de los parámetros que han regido tus quehaceres habitualmente y consensúa con tus responsables y compañeros la nueva operativa de trabajo.

Conocer dónde estamos y saber hacia qué escenario queremos ir

Puede parecer una perogrullada, pero es importante que todos y cada uno de los integrantes de la plantilla estén informados de la situación actual, de los planes de contingencia de la compañía y de cómo vamos a enfocar estas semanas de incertidumbre a nivel laboral. Y aunque, indefectiblemente, el mercado y los consumidores acaban poniendo a todos en su sitio, explicar cuál es el objetivo para los próximos meses. Debe ser concreto, medible, alcanzable, realista y dotado de un horizonte temporal. No caigamos en los brindis al sol ni en las frases vacías al estilo “salir reforzados de la situación actual”.

Pon la antena y preocúpate por los demás

Tu negocio está formado por infinidad de players, cuyos problemas pueden arrastrarte y hacerte la situación aún más complicada y comprometida. Estrecha lazos con tus clientes y proveedores, escucha su nueva realidad y ofréceles tu máximo apoyo (aunque ello suponga salir de tu ámbito de actuación habitual). En tiempos revueltos la máxima es clara: situaciones excepcionales, medidas excepcionales. Ahora, más que nunca, tienes que colaborar con los demás de una forma muy cohesionada para que tu barco aguante a flote dentro de este mar extremadamente embravecido.

Es hora de remar

Cuando las cosas van marchando de forma positiva y el viento sopla a favor, es momento de mover ligeramente la vela para aprovechar la fuerza de Eolo e ir aún más rápido. Pero ahora no es el caso. Tenemos tres vías de agua y hay que achicar la inundación cuanto antes. Es el momento de ser flexibles y aplicar acciones tácticas para adaptarnos rápidamente al nuevo contexto. Nos encontramos en una situación crítica colectiva y la supervivencia de las empresa ha pasado a un primer plano. No es momento idóneo para atacar la estrategia corporativa a largo plazo y establecer procesos de mejora, dado que sencillamente nadie tiene ni idea de cómo va a ser el mundo a unos meses vista. Construye desde el presente; hoy más que nunca…

Planifica tus movimientos

Moverse rápido no significa hacerlo de forma alocada, sin orden ni concierto:

 

  • Analiza la situación periódicamente. A medida que vayas avanzando, reevalúa  la realidad de la empresa semanalmente, para aumentar tu eficacia.

 

  • Mantente en contacto constante con los diferentes agentes de la empresa. Define conjuntamente tareas y objetivos para los próximos cinco días, con aquellos que puedan seguir teletrabajando. Es muy importante sentir la cercanía humana, aunque sea por vías telemáticas y tener un contacto diario con los diferentes colaboradores y responsables.

 

  • No te olvides del personal inactivo. También ten muy en cuenta a aquellos empleados cuya actividad ha quedado reducida a cero; se trata de personas que han quedado apartadas transitoriamente, debido a los radicales cambios que hemos sufrido, pero no por ello han dejado de formar parte de la plantilla. Preocúpate de mantener su moral alta y muéstrales todo el apoyo posible. Será un buen momento para ofrecerles herramientas para mejorar su habilidades técnicas, siempre que el contexto lo permita.

 

  • Aprovecha el tiempo para dedicarlo a tareas para las que nunca encuentras hueco. Ordenar toda la información corporativa, por proyectos y años en la nube, podría ser uno de ellos. O pensar cómo reestructurar los flujos de comunicación y trabajo, para hacer así más eficiente el día a día. Tal vez es un ahora o nunca…

Organizarse y establecer rutinas para ayudar a ubicarte

Puede parecer una tontería pero levántate, toma una buena ducha y ponte ropa para “ir” a trabajar. Toma ventaja de la situación -no hace falta que vayas de riguroso traje y corbata-, pero sácate de encima el pijama y dile adiós hasta la noche. Sabemos que cada situación familiar es un mundo (que te puede dificultar más la gestión y conciliación de la vida familiar y laboral en un mismo espacio reducido) y hay que adaptarse. Haz una pausa para comer y establece, en la medida de lo posible, una hora de finalización por la tarde. Y dedícate 100% a ti y a los tuyos durante el fin de semana. De esta manera, tendrás la sensación que estás descansando y podrás relajarte de la dinámica diaria.

Cuidado con acabar sepultado entre tanta tecnología

La tentación, en estas semanas, es muy grande. Como no hay posibilidad de trabajar físicamente, existe la irrefrenable tendencia a llenar el tiempo de cursos online, reuniones virtuales de equipo, presentaciones estratégicas para todos los empleados, formación de grupos de trabajo para establecer áreas de mejora en diferentes departamentos… Sin un plan meditado detrás, es una forma como cualquier otra de sepultar la jornada y reducir, directamente, el tiempo disponible de cara a realizar las tareas diarias individualmente. La tecnología debe ser tu aliada (en un mundo virtual que ha potenciado el marketing online debido a la situación creada por el coronavirus); no tu enemigo.

 

En Fun Providers, agencia de comunicación y marketing digital en Barcelona, sabemos que tan importante es usar las mejores herramientas que ofrece el marketing en internet y redes sociales como saber organizarse. De cómo gestionas las diferentes herramientas depende, en gran medida, el éxito de tus proyectos. Creemos firmemente que, la potencia dotada de control, puede llevar a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos.

¡Resistid y cuidaros mucho todos!